Persona con discapacidad

La Ley faculta a las familias que tienen entre sus miembros una o más personas con impedimento físico total y permanente, a recibir un bono familiar y medio, con el fin de que adquieran una vivienda con las adaptaciones constructivas y de ubicación que requiera la persona con la discapacidad.

Para aplicar a este bono especial, es necesario solicitar un certificado médico para el bono de vivienda a la Comisión Calificadora de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). Este certificado debe indicar si la persona valorada sufre un impedimento físico total y permanente.

En caso de que la persona que sufre la discapacidad no tenga núcleo familiar y pueda atenderse a sí misma, debe presentar además una certificación del Consejo Nacional de la Persona con Discapacidad (CONAPDIS).

La Ley N° 9821 autoriza el otorgamiento de un segundo bono para personas con discapacidad, con el fin de mejorar la vivienda. Dicha Ley establece que:

Cuando posterior al otorgamiento del primer bono, algún miembro del núcleo familiar presente una condición de discapacidad, debidamente certificada, que amerite remodelar, ampliar o mejorar la vivienda, para mantener o mejorar su calidad de vida.

La familia deberá cumplir los requisitos que la califiquen como beneficiaria del subsidio. El monto del subsidio por segundo bono se definirá de conformidad con la necesidad de cada caso.

La condición de las personas con discapacidad debe ser certificada por el Servicio de Certificación de la Discapacidad (SECDIS).

Condiciones para obtenerlo

  1. Tener uno o más miembros con impedimento físico total y permanente: para comprobar esta condición, la familia debe solicitar el certificado médico para el bono de vivienda mencionado donde se indique el porcentaje de discapacidad del miembro de la familia que la tiene.
  2. No tener casa propia o más de una propiedad: si la familia tiene un lote puede utilizar el bono y medio para construir la vivienda y si tiene una casa pero requiere de ampliaciones, reparaciones o mejoras puede utilizarlo para este fin. También puede utilizar el bono para compra de lote y construcción o compra de una vivienda existente.
  3. Tener un ingreso familiar menor a ¢1.661.790, es decir, seis salarios mínimos de un obrero no especializado de la industria de la construcción, el cual es ajustado semestralmente.
  4. Ser costarricense o tener una situación de residencia legalizada.
  5. Realizar los trámites en alguna de las entidades autorizadas por el BANHVI y suministrar los documentos solicitados. Nosotros le asesoramos donde le conviene hacerlo.